Volver
“No se puede acusar a un sector generalizando”
  • Actualidad

  • “No se puede acusar a un sector generalizando”

  • Tras los dichos del magnate estadounidense Bill Gates sobre que los países ricos deberían pasar a consumir carne 100% sintética como medida para combatir el cambio climático, el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC) Fernando Mattos aseguró que no se puede acusar a un sector de manera generalizada, “sin respetar a decenas de miles de productores”. A su vez, lo invitó a visitar Uruguay, “país con más de 400 años de explotación ganadera en base a pasturas naturales y que es ejemplo de sostenibilidad”. Asimismo, señaló que promociona productos de laboratorio que imitan a la carne, promocionando un negocio propio y denostando una actividad milenaria.

    En el marco de una entrevista con la revista MIT Technology Review, el fundador de Microsoft Bill Gates instó a las naciones ricas a consumir carne 100% sintética para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero. En su libro titulado “Cómo evitar un desastre climático”, el empresario realizó esta recomendación para reducir a cero las emisiones que impulsan el cambio climático, informó la agencia de noticias Reuters. Gates reconoció que esta idea es difícil de aceptar, asegurando que “decirle a la gente: ya no puedes tener vacas’, habla de un enfoque políticamente impopular de las cosas”.
    Gates afirmó también que la producción de carne es causante de “un desastre climático que provoca el calentamiento global y que dejará más muertos que la pandemia del Covid-19”.
    Tras los dichos, el presidente del Instituto Nacional de Carnes emitió un comunicado en el que expresa que el organismo rechaza estas aseveraciones “por temerarias e infundadas, pues no hay evidencia científica que determine tal extremo y tampoco es aceptable que se pueda generalizar ni señalar a la ganadería como causante de tales efectos, mientras se revisan a la baja los cálculos de emisiones del sector, en la medida que se publican estudios más rigurosos”.
    Mattos recordó que mientras se estimaba que la ganadería era responsable de un 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero, en los últimos años los estudios más rigurosos han ido constatando que esa cifra es menor. Incluso hay información científica que hablan de que la ganadería solo sería responsable de un 6% de estas emisiones.
    Si bien comparte la preocupación sobre la sustentabilidad en los procesos productivos y valora “la compra de créditos de carbono a un establecimiento australiano que utiliza sistemas de pastoreo rotativo”, invitó al magnate a conocer Uruguay, “país con más de 400 años de explotación ganadera en base a pasturas naturales y que es ejemplo de sostenibilidad”. En el comunicado sostiene que “no se puede acusar a un sector generalizando, sin respetar a decenas de miles de productores que de generación en generación han recibido y transmitido un estilo de vida, basado en el legado de cuidar del recurso natural que nos otorgó la naturaleza y que deberemos traspasar de la mejor manera”.
    Con relación a la afirmación de Gates acerca de que los países ricos deberían consumir carne 100% sintética, Mattos señaló que éstos también tienen una larga tradición como productores de carne y son grandes consumidores de este producto. A su entender, considerando los avances en la ingesta de proteínas de origen animal, el crecimiento de la demanda futura no podrá ser acompañada por el progreso de la producción, razón por la cual será necesario la existencia de vías alternativas de producción para complementar a la carne. Y seguramente estas empresas están apuntando a complementar esta carne.
    Pero consideró que no se puede promocionar la carne sintética, “su propio negocio”, criticando la carne natural. “Promociona los productos de empresas de laboratorio que imitan a la carne y de las que es accionista, pretendiendo atribuirse los beneficios y atributos de una industria milenaria, pero denostándola al asociar injustificadamente con un perjuicio ambiental”. Mattos señaló que no está en contra de que exista el producto sino de que se llame carne a un producto que no puede denominarse de esa manera. “Respetamos a los consumidores que tomen esa opción, pero nos defenderemos de ataques infundados y reclamaremos el derecho de respetar las denominaciones, rechazando cualquier intento de apropiación genérica con el ardid del falso beneficio. ¡Llámenlo como quieran, pero no es carne!”, señala el comunicado.
    El principal del organismo cárnico aseguró que la invitación para que el fundador de Microsof visite Uruguay será formalizada de la forma más directa que sea posible. “Fuera de estas discrepancias, entiendo que el señor Gates tiene una impronta de preocupación con el cambio climático, pero creemos que no puede poner todo en la misma bolsa”. Agregó que, al ser nuestra ganadería pastoril y que por lo tanto captura mucho carbono, nuestro balance puede ser positivo. Por eso lo queremos invitar para que conozca nuestro sistema productivo y entonces así diferenciar un sistema de otro, para así, cuando hable de ganadería, pueda entender que no somos los devastadores de la naturaleza”.
    El presidente de INAC recordó que estos temas de la producción, con el comercio de las carnes es un tema que cada vez gana más interés por parte de los consumidores. “Éstos ya no solo buscan una carne tierna, sabrosa e inocua, sino que no afecte los temas del medio ambiente”. Recordó que por esa razón están trabajando junto al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, al de Ambiente y al Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria a los efectos de establecer una estrategia país en cuanto a los temas de producción, pero también con relación a los cuidados del medio ambiente en cualquier actividad económica y productiva. “El Uruguay es un buen ejemplo de ello y nos queremos desmarcar de las generalizaciones infundadas que a veces apuntan a nuestra principal actividad productiva”, puntualizó.

    Seguir leyendo
  • 2021-02-23

  • pantallauruguay.com.uy